Downfall, vulnerabilidad grave que afecta el rendimiento de los Intel

11

Downfall es un grave problema para los procesadores Intel. La compañía ha revelado esta vulnerabilidad como un desagradable inconveniente que puede reducir considerablemente el desempeño de varias generaciones de sus procesadores.

Downfall, caída drástica del rendimiento para solucionar la vulnerabilidad de Intel

La compañía Intel da a conocer la vulnerabilidad Downfall (CVE-2022-40982). Un problema que ya afecta a varias generaciones de procesadores. Esto puede llegar a tener un traumático impacto en el rendimiento de las CPUs cuando se aplique el necesario parche de seguridad.

Detalles del problema

La vulnerabilidad que abre Downfall causa una perdida de rendimiento de bastantes CPUs Intel, en concreto las que van desde Skylake hasta Raptor Lake. Este fallo que afecta a varias generaciones de procesadores parece no provocar problemas en las recientes Alder Lake. Las mencionadas microarquitecturas Skylake hasta Rocket Lake que tienen el inconveniente la sufren en procesadores de sobremesa (Core) y para servidores (Xeon).

Downfall Attacks

Según se indica, la vulnerabilidad afecta directamente a la función de optimización de memoria, explotando la instrucción Gather. Dicha función acelera la obtención de datos desde ubicaciones de memoria dispersas. De ese modo, un software malintencionado puede hacer uso de esos registros de hardware interno y acceder a los datos por otros programas.

Solución dispuesta

Se ha comunicado que esta vulnerabilidad ya ha sido parcheada por Intel mediante el lanzamiento de una actualización del microcódigo. Sin embargo, la cara B del arreglo es que este parche podría estar impactando en el rendimiento del sistema en hasta un 50%.

Downfall Vulnerabilidad impacto en el rendimiento

Efectos del parche en el rendimiento de un Core i7-1165G7

Esta caída del rendimiento afecta a aquellas cargas de trabajo AVX2 y AVX-512 que trabajan junto con la instrucción Gather. Las pruebas realizadas por Phoronix con dos procesadores Xeon Platinum 8380 arrojan una diferencia de rendimiento del -6% con el parche aplicado. En el caso del procesador Core i7-1165G7 se han observado caídas del rendimiento entre el 11 y el 39%.

Vía | techpowerup

FUENTE: Gizcomputer.com